www.cinemaniacos.net


LA DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA DEL CINE ACTUAL

Por Santi Gallego
(8/8)
 

Ahora me arriesgaré relativamente y añadiré un sexteto muy prometedor que empieza por Janusz Kaminski (polaco que marcha becado a estudiar cine a USA), protegido de Spielberg, buen fuego al que arrimarse, y marido de Holly Hunter. Obtiene un Oscar por la maravillosa fotografía de "La Lista de Schindler" (Steven Spielberg, 1993) (tal vez algo deudora de los clásicos, en interiores, de los trabajos de William C. Mellor en "El Diario de Ana Frank" (George Stevens, 1959), pero sobre todo del de Marcel Grignon para "¿Arde París?" (René Clément, 1966), e incluso de Haskell Wexler en "América, América" (Elia Kazan, 1963), entre otros, como el de "El Día más largo", etc.), desde el año 1966 no ganaba una película en blanco y negro el Oscar a la mejor fotografía del año, en aquella ocasión (cuando aún había candidaturas separadas para blanco y negro y color) ganó Haskell Wexler por "¿Quién teme a Virginia Woolf?" (Mike Nichols, 1966). Ya en Color, fotografía "Jerry Maguire" (Cameron Crowe, 1996), "El Mundo Perdido" (Steven Spielberg, 1997) una fotografía más oscura, adulta y realista que la realizada por Cundey para la primera parte que limaba aristas, también la de "Amistad" (Steven Spielberg, 1997). Con "Saving Private Ryan" (1998), ganó su segundo Oscar, con tonos decolorados y magistral uso de la cámara al hombro; primitivismo camarógrafo, y composiciones de clara inspiración fotográfica, en concreto de Robert Capa. Después continuó de la mano de Spielberg en producciones como "Inteligencia Artificial" (2001), "Minority Report" (2002), "Atrápame si puedes" (2002), "La terminal" (2004), "Munich" (2005), "Indiana Jones y el Templo de la Calavera de Cristal" (2008). Suyas también son las nominaciones por "War Horse" (2011) y "Lincoln" (2013).

Otro es Piotr Sobocinski, también polaco, como el anterior, nominación en la maravillosa "Tres Colores: Rojo" (Krzysztof Kieslowski, 1994), genial esa cámara que desde la calle se eleva y se introduce por la ventana del apartamento de la protagonista en la escena en que se nos presenta, y buen debut en USA con "Rescate" (Ron Howard, 1996), a la que le ha seguido "Al Caer el Sol" (Robert Benton, 1998). A ellos se añade el mejicano Emmanuel Lubezki, que es un creador fantástico e ideador de unas iluminaciones exquisitas, de auténtico cuento de hadas, prueba de ello son "Como agua para Chocolate" (Alfonso Arau, 1992), "La Princesita" (Alfonso Cuarón, 1995) precioso trabajo y su única nominación al Oscar hasta el momento, y "Una Jaula de Grillos" (Mike Nichols, 1996). Otros trabajos son el remake de la obra de David Lean (que le dio precisamente un Oscar a Guy Green) y que es una adaptación del relato de Dickens "Grandes Esperanzas" que se tituló "Cadenas Rotas" (borracha de esteticismo barato y donde abusa "ad nauseam" de los verdes), el remake lo dirige también Alfonso Cuarón, o el de "La Muerte de Vacaciones", la espantosa, "¿Conoces a Joe Black?" (Martin Brest, 1998), a la que poco puede aportar el buen hacer de Lubezki, que sin duda se resarce de las dos mediocridades mencionadas, en "Sleepy Hollow" Tim Burton (1999), su segunda obra maestra, tras "La Princesita", donde vuelve a dar la justa medida de sus posibilidades rodando en estudio y creando atmósferas, jugando con marrones y densos negros y unos maravillosas dominantes azules para las numerosas secuencias nocturnas, el "look" a lo Hammer o Mario Bava de "La Máscara de la Muerte" (1961) es recreado con mayor lujo, y un derroche de talento visual apabullante en una de los mejores trabajos de fotografía cinematográfica del año 1999. Otro gran talento es Darius Khondji que ya destacó en "Delicatessen" (Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro, 1991), y "La Ciudad de los Niños Perdidos" (Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro, 1995), pero sobre todo en "Seven" (David Fincher, 1995) responsable de ese fantástico "look" que al final se constituye en lo mejor del film, junto a la partitura de Howard Shore y el montaje de Richard Francis-Bruce, de "Evita" (Alan Parker, 1996) su primera nominación al Oscar y de "Belleza Robada" (Bernardo Bertolucci, 1996); ha fotografiado también "Alien Resurrección" (Jean-Pierre Jeunet, 1997) un trabajo poco interesante, en sintonía con la pobreza de ideas de su mediocre realizador; aunque parece resucitar en el género fantástico de la mano de dos directores importantes Roman Polanski "La Novena Puerta" (1999), y Neil Jordan "In Dreams" (1998), muy lograda en todas las secuencias oníricas y subacuáticas; aunque en "The Beach" (1999) no logra salvar, pese a algunas bellas imágenes, la estupidez fofa de diseño de Danny Boyle, para lucimiento del ídolo de adolescentes, Leonardo Di Caprio.

Poco conocido y poco prolífico es Robert Fraisse director de fotografía en la actualidad de Jean-Jacques Annaud, sobresaliente en su sensual "El Amante" (1992) su única nominación al Oscar hasta la fecha. Cinco años después trabajó en "Siete Años en el Tibet" (Jean-Jacques Annaud, 1997) donde vuelve a estar inconmensurable. Aunque muy mediocre en la espantosa "Ronin" (John Frankenheimer, 1998).

He dejado para terminar, esa asociación de dos visionarios Tim Burton y el alemán Stefan Czapsky que nos ha aportado rarezas tan sugerentes como "Eduardo Manostijeras" (1990), "Batman Vuelve" (1992), "Ed Wood" (1994) -en admirable blanco y negro-, y "Matilda" (1996). Desconozco si otros compromisos de Czapsky o disputas con Burton le alejaron del proyecto de éste "Marte Ataca" (1996) que fotografió Peter Suschitzky, que ha realizado sus mejores trabajos con el estupendo David Cronenberg, desde la obra maestra "Inseparables" (1988), hasta otra de las producciones del canadiense, "existenZ" (1999).

 
MÁS LECCIONES DEL CURSO
 

libros de cine en todos los idiomas