www.cinemaniacos.net

Cine y humor
 

COSAS QUE NO SABRÍAS SIN LAS PELÍCULAS ESTADOUNIDENSES
(1/4)

 

- En toda investigación policial que se precie, es necesario visitar como mínimo un club de striptease.
- Todos los números de teléfono de los Estados Unidos comienzan por 555
- La mayoría de los perros son inmortales.
- Si alguien te persigue por el centro de la ciudad, siempre puedes quitártelos de encima ocultándote entre los participantes del desfile del Día de San Patricio, sea cual fuere la época del año.
- Todas las camas tienen un embozo que llega hasta las axilas en el caso de las mujeres, y hasta la cadera, en el caso de los hombres.
- Todas las bolsas de la compra del supermercado -de papel, cómo no- deben contener, como mínimo, una barra de pan que sobresalga un poco. Y si esta bolsa se cae al suelo por casualidad, siempre aparecerá una lechuga, unos tomates, y alguna lata que le caiga en el pie a alguien.
- Es fácil pilotar un avión y aterrizar con él si hay alguien en la torre de control que pueda dirigir la operación por radio. Lo único que hay que hacer es seguir instrucciones. Como coser y cantar.
- Una vez aplicada la barra de labios, es imposible hacer que se corra el color... aunque hagas submarinismo.
- Los sistemas de ventilación de los edificios son el escondite ideal: a nadie se le ocurrirá mirar en ellos y sirven, además, para desplazarse hasta cualquier parte del edificio sin dificultad.
- Si tienes que recargar la pistola, siempre dispondrás de suficiente munición, aunque vayas desnudo en medio del Sahara.
- Es muy probable que sobrevivas a cualquier batalla, a menos que cometas el error de enseñarle a alguien una foto de tu novia. Entonces, vas listo...
- Si tienes que hacerte pasar por un militar alemán, no es necesario hablar el idioma alemán; con tener acento alemán bastará.
- Si la ciudad se ve amenazada por un desastre natural o algún tipo de monstruo, la principal preocupación del alcalde será siempre la futura feria de comercio o su próxima exposición de arte.
- La torre Eiffel se puede ver desde cualquier ventana de París.
- Un hombre no se inmuta mientras recibe una paliza de campeonato, pero se queja cuando una mujer intenta limpiarle las heridas.

SIGUE
 

libros de cine en todos los idiomas