www.cinemaniacos.net

 

LA CREACIÓN DE PERSONAJES, por Lucía Solaz

DR. EN ALASKA: ROMPIENDO ESTEREOTIPOS

(1/6)

¿Quién pone en duda que la ficción sea poderosa? Los personajes tienen el potencial de afectar nuestras vidas en muchos niveles. Pueden inspirarnos, motivar nuestra conducta, ayudar a entendernos a nosotros mismos y a los demás, ampliar nuestro conocimiento de la naturaleza humana, e incluso pueden llegar a ser modelos de comportamiento que nos guíen a la hora de tomar decisiones. Los personajes pueden ser una influencia positiva, pero también nos pueden afectar negativamente. Ha habido algunos casos en los que una conducta criminal ha sido copiada de los programas de televisión y existen numerosos estudios al respecto que relacionan la violencia en televisión con la violencia entre niños y adultos. También es evidente que los estereotipos pueden ser la causa de que la audiencia tenga una impresión negativa sobre todo un grupo de gente.

E.M. Forster divide a los personajes en planos y redondos. Los personajes planos (también llamados "humores" en el siglo XVII, caricaturas o estereotipos) se constituyen en torno a una sola idea o cualidad; se les reconoce fácilmente, no necesitan ser introducidos y permanecen inalterables, no cambian a pesar de las circunstancias. Son mejores cuando son cómicos, pues un personaje plano que sea serio o trágico puede resultar un aburrimiento. Evidentemente, los personajes redondos son todo lo opuesto. La prueba de un personaje redondo está en su capacidad para sorprender de una manera convincente. Un personaje redondo trae consigo lo imprevisible de la vida.

Linda Seger, en Cómo convertir un buen guión en un guión excelente, señala que un personaje bien definido se transforma y desarrolla en el transcurso de la historia, siempre gana algo al participar en la historia y esa historia, a su vez, gana algo del personaje. Los personajes estereotipados podrían describirse con una o dos palabras: el detective irresistible, la rubia tonta, el salvavidas musculoso, la modelo despampanante... Para Seger, las tres dimensiones del personaje son pensamientos (que están relacionados con las actitudes y con el modo de razonar del personaje), acciones (se refiere tanto a las acciones en sí como a las decisiones que llevan a la acción) y emociones (que incluyen tanto el carácter sentimental del personaje como sus reacciones emocionales). Cuando se suprime una o dos de estas dimensiones al tiempo que se intensifica una de ellas, se crea un personaje-tipo. Habría que diferenciar entre personaje-tipo y estereotipo. El padre inseguro o el soldado jactancioso son personajes-tipo, no estereotipos, ya que el retrato se equilibra con otras imágenes de padres y soldados. El público no llega a la conclusión de que todos los padre son inseguros o todos los soldados son jactanciosos como resultado de esta imagen. El personaje tipo no sugiere que todos los componentes de un cierto grupo tienen la misma característica, mientras que eso es precisamente lo que hace el estereotipo.

Michel Chion plantea la necesidad de escapar de clichés del tipo "prostituta con gran corazón" y emplea un apartado de su manual Cómo se escribe un guión a hablar sobre los personajes femeninos dado que: "Los autores de manuales de guión y los propios guionistas les conceden un lugar aparte, tratando como un problema particular la integración de las mujeres en los guiones cuando éstos no son desde el inicio "historias de pareja". Un guionista perezoso tenderá a utilizar a la mujer como objeto de recompensa para el vencedor, premio del guerrero o suplemento decorativo de una historia en la que no sería esencial". Chion lamenta la frecuencia con que encontramos a la mujer en el papel de víctima, de compañera del protagonista masculino o en un papel humanitario (gracias a su contacto o a su ejemplo, el hombre despierta hacia una mayor humanidad, comprensión y generosidad).

Sidney Field, Madeline DiMaggio y Chion coinciden en que la creación de personajes multidimensionales pasa por reflejarlos en tres niveles: profesional (el modo en que se relaciona en su trabajo), personal (el modo en que se relaciona con la familia y los amigos) y privado o íntimo (aquello que hacen "cuando nadie les observa").

SIGUE
 

libros de cine en todos los idiomas