www.cinemaniacos.net

 

CÓMO ESCRIBIR UN GUIÓN, por Patricio Barros y Antonio Bravo

(1/3)

 


Fotograma de la película "Ways to live forever" (2010), de Gustavo Ron. Excelente adpatación de un best seller británico, con el mismo nombre.

1. LA IDEA
Una persona con inquietud e imaginación tiene una idea. Quiere decir algo a la gente de su tiempo y se pone a escribir un guión. TODA PELÍCULA EMPIEZA POR SER UNA IDEA.
Las ideas nacen, se le ocurren a su autor:
a) bien porque ha vivido una serie de experiencias que cree interesante que conozcamos los demás;
b) bien porque tiene ciertos pensamientos sobre el mundo y sobre la vida que desea exponer;
c) porque ve una pintura o lee una obra literaria o escucha una obra musical y se inspira en ellas.

La mayoría de las veces porque un tema está de moda: hacer películas de amor, de guerra, de política, históricas, comedias, etc. De modo general esta clase de películas no suelen ser obras de arte, aunque existen algunas excepciones. La idea de una película o el tema es lo mismo. Un tema se puede contar en dos palabras o en dos o tres frases como mucho. Por ejemplo, los temas de La Cenicienta y Blanca Nieves son idénticos: la joven protagonista, bella y buena, se ve maltratada por alguien de su familia que no la quiere bien y por ello ha de vivir una serie de aventuras o peripecias hasta que encuentra uno o más personajes que la ayudan. Como ves, el tema es el mismo pero el argumento es distinto.

2. EL ARGUMENTO

Es el desarrollo de la idea, del tema, es decir, una sucesión de hechos relacionados entre sí. Un mismo tema puede tener dos desarrollos o argumentos distintos como has visto en el punto anterior. Lo que cambian son los sucesos y los personajes.

Cuando deseas contar a un compañero la última película que has visto, le narras con pelos y señales la historia. Este relato amplio y detallado es el argumento. Se llama también guión literario . Argumento es lo mismo que acción o fábula . EL ARGUMENTO ES EL DESENVOLVIMIENTO DE UNA IDEA. Quien escribe el argumento recibe el nombre de guionista . Puede ser una persona o varias.

Se acostumbran a distinguir tres partes en la, mayoría de los argumentos: el planteamiento de la acción, el nudo o desarrollo de la misma, y el desenlace o resolución de la fábula. La critica actual parece que no valora el juego de estas tres partes. El autor ha de cuidar las tres por igual, pues la ejecución defectuosa de cualquiera de ellas echa a perder la obra. Una película bien planteada y bien desarrollada en su parte central, puede resultar fallida si el desenlace no es el adecuado. Lo mismo puede ocurrir si se expone mal el planteamiento o se equivoca el desarrollo del mismo.

En las películas actuales se conservan estas tres partes. A veces en vez de tres son cinco o más o solamente dos. Es importante determinar todas las partes de una película.
El desenlace en algunas películas modernas no resuelve la acción, la película podría continuar. No es un verdadero fin ni mucho menos un final feliz. Es una simple interrupción en la narración, un corte.

A la obra con final resuelto se la llama ahora obra cerrada. A la que no tiene final o éste no resuelve nada, se le llama obra abierta . Propiamente, obra abierta, es aquélla en la cual el espectador es libre para sacar sus propias conclusiones. El final feliz o desgraciado no hace que una película sea buena o mala. El final vendrá pedido por el resto de la obra. Es su adecuación lo que hace que la película sea buena o no lo sea. Muchos condenan las películas de final feliz sin más, solamente por tenerlo. El final, ya lo hemos dicho, lo establece el resto de la obra. No se admite fácilmente, por ejemplo, un cuento con final desgraciado, aunque podría haberlo, como en la película Juegos prohibidos.

 
SIGUE
 

libros de cine en todos los idiomas