www.cinemaniacos.net


EFECTOS ESPECIALES VISUALES

Por Santi Gallego
(3/4)

TRANSPARENCIAS
Las transparencias consisten en rodar a unos actores en estudio, pero creando la impresión de que no se encuntran en un estudio. Parece que están conduciendo un coche, en medio de la playa o en la calle.

Para lograrlo es preciso que antes se haya rodado el fondo en cuestión. Es decir, un equipo debe ir a la localización de exteriores y rodar los planos que interesan.

Una vez en el estudio se deben combinar las tomas rodadas con la imagen real. En ambos casos hay que poner especial énfasis en que hay que cuidar especialmente que el tipo y los ángulos de la luz de estudio DEBEN coincidir con las del fondo, pues de otra forma el efecto ademas de ser irreal "canta" que es una maravilla.

(1) Rear-Screen Proyection (Proyección Trasera)
Se usa una pantalla traslúcida y proyectores sincronizados con la cámara que además poseen obturadores similares a los de la cámara, lo que provoca que sea perceptible un parpadeo en la pantalla, pero que en la imagen final no será visible. Con ello se consigue que la imagen se exponga cada vez que el obturador de la cámara se encuentra abierto.

(2) Front-Proyection (Proyección Frontal)
Se emplea una pantalla especial llamada Scotchlite Screen. Se caracteriza por ser altamente reflectante (200:1) y por tanto se necesita muy poca luz para lograr el efecto.

Para lograrlo se debe proyectar la imagen que queremos que sea nuestro fondo sobre los actores. Pensaréis que entonces se verá la imagen sobre los actores. Pues no, como usamos la ScotchLite la cantidad de luz que se emplea es tan poca que no es recogida por la cámara pues no se refleja en el decorado ni actores.

El problema principal es que hay que alinear el objetivo de la cámara con el del proyector. Al ser la proyección frontal, la única solución sería que tanto proyector como cámara ocuparan la "misma" posición en el espacio. Como esto es físicamente imposible se emplea un "truquillo".

Consiste en utilizar un espejo semitransparente. Este tipo de espejos permiten ver a través de él, a la vez que reflejan un alto porcentaje de la luz que les llega. Por lo tanto, ponemos la cámara por la parte de atrás del espejo y éste lo situamos a 45º del proyector, de modo que la imagen de éste es reflejada hacia el decorado. Justo delante del proyector se pone una plancha de terciopelo negro para que absorba cualquier tipo de luz que pudiera pasar a través del espejo y de esta forma no ser reflejado hacia el decorado.

Y ya está, la pantalla ScotchLite con su reflexión de 200:1 multiplicará por 200 la luz que le llegue y el fondo sólo será visible donde esté la pantalla.

El único problema que puede tener este sistema es que si el objetivo de la cámara y proyector no están EXACTAMENTE alineados el decorado proyectará una sombra sobre la ScothLite que será visible en la imagen final como una línea negra que rodea todo el decorado y actores.

SIGUE
 

libros de cine en todos los idiomas