www.cinemaniacos.net


LA DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA DEL CINE ACTUAL

Por Santi Gallego
(7/8)
 

También están en buena disposición Jack N. Green, acompañante habitual de Eastwood, y operador de Bruce Surtees al que sustituyó después de su enfermedad. Debuta con Eastwood en "El Sargento de Hierro" (1986), y desde entonces hasta ahora sin parar. Entre sus mejores obras están "Bird" (1988), "Cazador Blanco, Corazón Negro" (1990), "Sin Perdón" (1992), que es su primera nominación al Oscar, "Un Mundo Perfecto" (1993) y muy especialmente en "Los Puentes de Madison" (1995). Jack N. Green sigue una línea muy elegante en sus trabajos con Eastwood. Por ejemplo, "Poder Absoluto" (1997),y sobre todo "Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal" (1997), o "Ejecución Inminente" (1999), demuestran el toque de sobriedad y clasicismo que Green sabe dar a sus creaciones. Se nota la influencia de Robert L. Surtees, asimilada a través de su hijo, del que fue ayudante.

Don Burgess (responsable de la elevación de calidad en el cine de Zemeckis) con grandes creaciones en "Forrest Gump" (1994), "Olvídate de París" (Billy Cristal, 1995), y "Contact" (1997) con muchos instantes rodados en la "hora mágica"; parece que Zemeckis ha decidido prescindir de Dean Cundey en favor de Don Burgess, sin duda mejor en el tratamiento de la luz y más delicado y realista, sin perder ni un ápice de preciosismo, clasicismo y elegancia.

Otro destacado, y ya con algunos trabajos a sus espaldas, es Stephen H. Burum, licenciado por la UCLA, y director de fotografía de la segunda unidad en "Apocalipsis Now" (Francis Ford Coppola, 1979) y "El Corcel Negro" (Carroll Ballard, 1979), o sea aprendiz de Storaro y Deschanel. Ha realizado cosas tan interesantes como "Rumble Fish" (Francis Ford Coppola, 1983) uno de sus mejores trabajos, "Rebeldes" (Francis Ford Coppola, 1983), "Ocho Millones de maneras de morir" (Hal Ashby, 1986), y una fructífera carrera junto a De Palma "Doble Cuerpo" (1984), "Los Intocables" (1987), "Corazones de Hierro" (1989), "En Nombre de Caín" (1992), "Atrapado por su Pasado" (1993) y "Misión Imposible" (1995), ahí es nada, además de su nominación al Oscar, "Hoffa" (Danny De Vito, 1992), no perderse cómo sigue a un personaje a través de un mercado y luego en un almacén, es prodigioso cómo ha resuelto esa escena. Mucho más espectacular en este sentido es el magistral uso del "falso" plano secuencia (en realidad está fraccionado en 3 partes) de apertura de cerca de 15 minutos en "Snake Eyes" (Brian de Palma, 1998), que demuestra el exquisito gusto y la maestría que caracteriza a este hombre en el uso de planos-secuencias largos, elegantes y complejos, y también en el buen criterio con el que decide utilizar las lentes bifocales, sin que encontremos realmente otro director de fotografía que las aplique con mayor gusto y siempre bajo una necesidad narrativa.

SIGUE
 

libros de cine en todos los idiomas