www.cinemaniacos.net


LA DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA EN LOS CLÁSICOS

Por Santi Gallego
(4/22)
 

El polaco Rudolph Maté, fue asistente de Alexander Korda (y muy ligado al imperio cinematográfico de los hermanos Korda), y más tarde en Berlin, de Karl Freund. Ya en Francia conoce a Carl Theodor Dreyer (trabajará también para René Clair y Fritz Lang), y suya es la fotografía de "La Pasión de Juana de Arco" (1928), imposible aceptar que un hombre en 1928 consiguiera esa nitidez y esa luminosidad con los materiales de aquella época, es un milagro, y "Vampyr" (1932). Ya en Estados Unidos, donde se refugia del nazismo, fotografía magistralmente "Desengaño" (William Wyler, 1936), "Stella Dallas" (King Vidor, 1937) y "Tú y Yo" (Leo McCarey, 1939), para ir abriendo boca. Tras "La Jungla en Armas" (Henry Hathaway 1939), su primera nominación a los Oscars llega de la mano de Hitchcock en "Enviado Especial" (1940) (Sir Alfred elegía mal a sus directores de fotografía, ¿verdad?), más tarde llegarán "Lady Hamilton" de su mentor Alexander Korda (1941), o "El Orgullo de los Yankees" (Sam Wood, 1942), otra película que parece tener una fotografía imposible para aquellos años, , "Ser o No Ser" (Ernst Lubitsch, 1942), "Sahara" (Zoltan Korda, 1943) y "Gilda" (Charles Vidor, 1946). En 1944 es nominado por un musical en color "Las Modelos" también de Vidor. En 1947 cofotografía y codirige con Don Hartman la comedia "It Had to be you" y de ahí a la dirección hasta 1963, (un año antes de su muerte), abandonando su oficio y lo que mejor sabía hacer.

George Folsey es otro veterano que desarrolló gran parte de su carrera en la Metro, y que trabajó con Frank Borzage y Vincente Minnelli, entre otros. Ya en 1932 es nominado por primera vez por "Reunión" (Sidney Franklin), sigue una imparable carrera jalonada de grandes trabajos como los de "La Espía Número 13" (Richard Boleslavsky, 1934), "The Gorgeus Hussy" (Clarence Brown, 1936), "Thousands Cheer" (George Sidney, 1943), ésta ya en color, "Las Rocas Blancas de Dover" (Clarence Brown, 1944) en blanco y negro, año en que es nominados dos veces, una en cada categoría, en color por la excelente "Meet me in St. Louis" (Vincente Minnelli). Suyas son también "Los Verdes Años" (Victor Saville, 1946), "La Calle del Delfín Verde" (Victor Saville, 1947), "La Costilla de Adán" (George Cukor, 1949) o "La Torre de los Ambiciosos" (Robert Wise, 1954). Su estilo, y su característico uso personal del color (ligeramente pasteloso) se observa nítidamente en sus obras más conocidas "Todos los Hermanos eran Valientes" (Richard Thorpe, 1953), "Siete Novias para Siete Hermanos" (Stanley Donen, 1954), o en el clásico de ciencia ficción "Planeta Prohibido" (Fred McLeod Wilcox, 1956). A pesar de sus trece nominaciones, Folsey nunca ganó un Oscar.

Charles Rosher es un inglés que cuando llegó a Hollywood ya había realizado trabajos menores en Londres, aterriza en U.S.A en 1908, y ya está trabajando en 1911. En Rosher se encuentran dos etapas claramente diferenciadas, la primera tiene elevados logros como los de "Tempestad" (Sam Taylor, 1928) y sobre todo "Amanecer" (F.W. Murnau) que fotografía junto a Karl Struss, y por la que obtiene su primer Oscar, o también en la excelente "La Llamada de la Selva" (William A. Wellman, 1935). Ya en su segunda etapa, con una paleta rica en colores, gana su segunda estatuilla por "El Despertar" (Clarence Brown, 1946) con una fotografía maravillosa, muy nítida y de lograda tonalidad cromática (sin las estridencias en la mezcla de colores tan típica en aquellos años), prueba de mi aseveración, y de la fuerza de sus colores son también "El Príncipe Mendigo" (William Dieterle, 1944), "La Reina del Oeste" (George Sidney, 1950), "Magnolia" (George Sidney, 1951), "Scaramouche" (George Sidney, 1952), "Bésame Kate" (George Sidney, 1953), o "La Reina Virgen" (George Sidney, 1953). Rosher fue uno de los grandes directores de fotografía de la Metro, estudio que siempre manifestó un gusto exquisito en su diseño de producción y uso del color.

SIGUE
 

libros de cine en todos los idiomas