www.cinemaniacos.net


LA DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA EN LOS CLÁSICOS

Por Santi Gallego
(11/22)
 

Winton C. Hoch, fue un auténtico especialista en el uso del color (de hecho solamente trabajó en este formato), es de sobras sabido que recibía multitud de llamadas de operadores pidiéndole ayuda o sugerencias. En efecto, ya en 1939 recibió un Oscar especial por sus aportaciones técnicas, por la invención de un sistema óptico auxiliar. En 1941 ya es nominado por "Dive Bomber" (Michael Curtiz) en colaboración con Bert Glennon, pero su carrera se interrumpe a causa de su incorporación a filas durante la II Guerra Mundial. En 1948 se reincorpora a su oficio de la mano de John Ford, el director con el que más trabajó, "Tres Padrinos" (1948), "La Legión Invencible" (1949) (su segundo Oscar, y que fotografió obligado a regañadientes a seguir las directrices de Ford, sobre todo en la espectacular escena de la tormenta, que rodó con un cartel sobre su cámara en señal de protesta, por considerar que no había suficiente luz...se equivocó justo por eso, la escasez de luz le otorgó ese efecto dramático que Ford quería, y que resultó"rompedor" para aquella época), "El Hombre Tranquilo" (1952) (tercer Oscar, en un título con unas tonalidades cromáticas sumamente poéticas, originales y arriesgadas), "Mister Roberts" (John Ford y Mervyn Le Roy, 1955), y "Centauros del Desierto" (1956). Otros títulos importantes en su carrera fueron "Juana de Arco" (Victor Fleming, 1948) su primer Oscar, aunque compartido con Joseph Valentine y William V. Skall, "Ave del Paraíso" (Delmer Daves, 1951), y un trabajo algo rutinario "Tulsa" (Stuart Heisler, 1949). Como ya he comentado, toda la obra de Hoch fue en color, que era donde hacía valer su superioridad por encima de otros directores, menos especializados en el medio.

Milton Krasner comienza su carrera en 1933, aunque ya había fotografiado cerca de noventa títulos antes de la II Guerra Mundial, fue después de la contienda cuando se comenzó a gestar su prestigio. Así en 1942 es nominado por la fotografía de "Las Mil y Una Noches" (John Rawlins, 1942) realizada con Howard Green y William V. Skall. En 1944 en blanco y negro pone su talento al servicio del maestro Lang en "La Mujer del Cuadro" y al año siguiente en "Perversidad", lo cual deja bastante claro de dónde vienen las influencias de Krasner y el innegable poder visual que atesoraba; le siguen "Dark Mirror" (Robert Siodmak, 1946), "Doble Vida" (George Cukor, 1947), "The Set-Up" (Robert Wise, 1949), "Eva al Desnudo" (Joseph L. Makiewicz, 1950) (con el que realizó también "Odio entre Hermanos", "Un rayo de luz" y "People Will Talk"), "Deadline U.S.A." (Richard Brooks, 1952) o "Me Siento Rejuvenecer" (Howard Hawks, 1952), pienso que el riesgo de Krasner de involucrarse en estos trabajos clásicos en blanco y negro, abandonando su inicial uso del color le granjearon el respeto del gremio. Maestro del melodrama y del color, posteriormente volvió a trabajar con la paleta magistralmente, tanto en interiores como en exteriores, caso de "Desiree" (Henry Koster, 1954), "El Jardín del Diablo" (Henry Hathaway, 1954), "Creemos en el Amor" (Jean Negulesco, 1954), su Oscar (con Negulesco colaboró en una gran cantidad de títulos), "La Tentación Vive Arriba" (Billy Wilder, 1955), "A 23 Pasos de Baker Street" (Henry Hathaway, 1956), "Tú y Yo" (Leo McCarey, 1957), "Bus Stop" (Joshua Logan, 1956), "La Sirena y el Delfín" (Jean Negulesco, 1957), "Bésalas por Mi" (Stanley Donen, 1957), "Rey de Reyes" (Nicholas Ray, 1961), "Dulce Pájaro de Juventud" (Richard Brooks, 1962), "La Conquista del Oeste" (John Ford, Henry Hathaway y George Marshall, 1963), también en una de serie de trabajos memorables con Minnelli "Bells are Ringing" (1960), "Con él Llegó el Escáncalo" (1960), "Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis" (1962), "Dos Semanas en Otra Ciudad" (1962), "El Noviazgo del Padre de Eddie" (1963), "Adiós Charlie" (1964) o "Castillos de Arena" (1965). Creo que queda suficientemente clara la importancia de Krasner en esos años y lo solicitado que estaba para fotografiar en color, y su elegantísimo uso del Cinemascope, sobre todo en sus colaboraciones con Minnelli. Al final de su carrera recibe ciertas influencias del neorrealismo, que se observan nítidamente en títulos como "Amores con un Extraño" (Robert Mulligan, 1963).

Joseph La Shelle pasó cerca de catorce años trabajando a las órdenes de Arthur C. Miller (del que hablaremos más adelante), graduándose como director de fotografía en 1943. La Shelle destacó por la brillantez de su fotografía en blanco y negro, delgada, nítida, inolvidable, trabajó con Henry Koster, y Otto Preminger en los cuarenta, pero muy especialmente con Billy Wilder en la década de los sesenta. Un año después de su debut, o sea en 1944 es nominado al Oscar por primera vez y gana, el monumento fotográfico en "Laura" de Otto Preminger, vuelve a ver la película e intenta no olvidar que es de 1944, ese es Joseph La Shelle. Continuan sus grandes creaciones "¿Ángel o Diablo?" (Otto Preminger, 1945), "Cluny Brown" (Ernst Lubitsch, 1946), "The Late George Apley" (Joseph L. Makiewicz, 1947), "Hablan Las Campanas" (Henry Koster, 1949), "The Fan" (Otto Preminger, 1949), "Al Borde del Peligro" (Otto Preminger, 1950), "Cartas Envenenadas" (Otto Preminger, 1951), "Mi Prima Raquel" (Henry Koster, 1952), "Río sin Retorno" (Otto Preminger, 1954), "Marty" (Delbert Mann, 1955), "La Noche de los Maridos" (Delbert Mann, 1957) y "Los Ambiciosos" (Joseph Anthony, 1959). La década de los sesenta une su carrera con la de un Wilder en plena madurez, en una serie de títulos que le deben tanto a los guiones de Wilder e I.A.L Diamond como a la fotografía de La Shelle, "El Apartamento" (1960), "Irma La Dulce" en color en 1963, "Bésame Tonto" (1964), y "En Bandeja de Plata" (1966), curiosamente último gran trabajo tanto de Wilder como de La Shelle. Otros trabajos señeros en color de La Shelle fueron "El Largo y Cálido Verano" (Martin Ritt, 1958), "Los Desnudos y los Muertos" (Raoul Walsh, 1958), "La Conquista del Oeste" (John Ford, Henry Hathaway y George Marshall, 1962), "Siete Mujeres" (John Ford, 1966), "La Jauría Humana" (Arthur Penn, 1966) o "Descalzos en el Parque" (Gene Saks, 1967). La Shelle fue un consumado maestro en el blanco y negro, se retiró en 1969, y moriría veinte años después, fue nominado en nueve ocasiones, y consiguió un Oscar.

SIGUE
 

libros de cine en todos los idiomas