www.cinemaniacos.net

 

LA CÁMARA, LA PELÍCULA Y EL LABORATORIO, por Patricio Barros y Antonio Bravo

(1/3)

Para hacer cine se necesita trabajar con una serie de materiales o medios técnicos de registro y elaboración de las imágenes y de los sonidos.
Los principales medios o herramientas que se utilizan son:

1. EL TOMAVISTAS O CÁMARA.

Finalidad: Es un aparato con el que se obtienen una serie de fotografías sobre una película. Sirve, pues, para registrar sobre una cinta las imágenes fotográficas.
El autor de una obra cinematográfica escribe o graba sobre la cinta con la cámara, que viene a ser su pluma o instrumento de escritura.

Descripción: En un tomavistas lo más importante es el objetivo, o sea, una lente a través de la cual entra la luz en la cámara. No siempre se utilizan los mismos objetivos, todo depende de lo que se quiere tomar. Con un objetivo normal fotografiamos las cosas como las ve el ojo del hombre. En cambio con el teleobjetivo conseguimos ver lo que está lejos. Para las cosas que están muy cerca, y que no se abarcan con la mirada quieta de una persona, se emplea el objetivo gran angular. Hay también un objetivo llamado zoom que aleja y acerca las cosas dando la sensación de que nos acercamos o nos alejamos de ellas. Se emplea mucho en TV.
La cámara lleva también un mecanismo que hace que la película pase por el objetivo. Este mecanismo es el de arrastre de la película. Gracias a él se ponen en movimiento unos dientes que penetran en las perforaciones de la película y hacen que corra y se detenga un instante frente al objetivo.

ESQUEMA DE UNA CÁMARA DE CINE

En la cámara funciona otro mecanismo que abre y cierra el obturador. Precisamente cuando la película se detiene frente al objetivo se abre el obturador, que deja pasar la luz y ésta impresiona la cinta. Aunque son dos mecanismos distintos funcionan con el mismo motor.
La cámara, por último, lleva dos bobinas. Una con la película sin impresionar o bobina alimentadora. La otra bobina es la receptora y recibe la película ya impresionada.
Los fotogramas se toman, normalmente, a una velocidad de 24 imágenes cada segundo. El cine mudo lo hacía a 16 imágenes. Además de estas velocidades las cámaras tienen otras velocidades de toma: 8, 32, 64, 500 imágenes por segundo.

SIGUE
 

libros de cine en todos los idiomas