www.cinemaniacos.net

HISTORIA DE LOS ESPECIALISTAS

(1/2)
Sus nombres son desconocidos. Sus caras raramente se muestran. Su trabajo es tiene una gran falta de reconocimiento. Desde los primeros tiempos del cine, los especialistas en escenas de riesgo han emocionado y encantado a los espectadores con sus osadas e imaginativas exhibiciones físicas. ¿Quienes fueron los pioneros? ¿Cómo se convirtieron los especialistas en una especialidad dentro de la industria del cine? He aquí algunos hitos de la historia de los especialistas.
 

¡Acción!
En diciembre de 1895, los parisinos hermanos Lumière abrieron su primera sala de cine con Llegada de un Tren a la Estación. Este temprano film de acción mostraba una locomotora haciendo su entrada a una estación de tren, haciendo chillar y agacharse a los espectadores mientras el tren se acercaba a ellos en la pantalla. Avanzando en el tiempo, en 1993 los espectadores de todo el mundo gritaron al ver la horrible colisión entre un autobús y un tren en El Fugitivo. La acción es un gancho común que se extiende a lo largo de toda la historia de la película. Y, mientras el tren era indiscutiblemente la estrella de la película de los hermanos Lumière, El Fugitivo hizo brillar no solamente a Harrison Ford y a Tommy Lee Jones sino también a un amplio repertorio de los mejores y más destacados actores especialistas en escenas peligrosas.

En los primeros tiempos, los filmes duraban unos 10 minutos, casi la longitud de un rollo de película. La mayoría eran crónicas de acontecimientos de la vida real o comedias basadas en un solo chiste. Pero algunos cineastas estaban empeñados en crear grandes historias. El más notable fue Edwin S. Porter, director de El Gran Asalto al Tren (1903), considerada la primera película de larga duración. Esta historia real sobre unos fugitivos ladrones de trenes presentó casi todos los elementos de acción de las películas más sofisticadas de hoy. Tenía escenas de persecuciones, disparos, acrobacias, muertes, malos al galope en sus caballos y buenos en peligro. El Gran Asalto al Tren obtuvo un éxito instantáneo y se mantuvo como la película más popular durante los 10 años siguientes.

La comedia de golpe y porrazo
El siguiente género en emerger en la gran pantalla fue un alborotado tipo de comedia llamada de "golpe y porrazo", en realidad protagonizada por especialistas en escenas violentas. A la cabeza se encontraban los Keystone Kops de Mack Sennett. Empezaron como un grupo de boxeadores mercenarios, conductores de carreras de coches, acróbatas de circo, forzudos de feria, payasos y actores de vodevil. Eran una pandilla de salvajes que llevaban a cabo casi cualquier truco que tramaran los guionistas del Sennett. Los zambullían en petróleo, les arrojaban un techo derribado encima, los lanzaban al océano, les soltaban animales salvajes y los cubrían de pasteles. Con improvisación y experimentación desarrollaron muchas técnicas y trucos que todavía hoy son populares.

La historia recuerda estrellas de la comedia de golpe y porrazo como Charlie Chaplin, "Fatty" Abruckle, Mabel Normand, Buster Keaton y Harold Lloyd. La historia de los especialistas recuerda nombres como Keystoners, Georgie Jesky, Mack Riley, Charlie Avery, Edgar Kennedy, Bobby Dunn, Slim Summerville y Del Lord, de la misma manera que aquellos comediantes de golpe y porrazo, como Harvey Parry. Parry, ganador de una medalla en los Pan Am Games en las modalidades de boxeo y salto, fue el doble de Harold Lloyd. De hecho es Parry quien está colgado del reloj en la larga y famosa secuencia de El Hombre Mosca. Pero no esperen encontrar su nombre en los créditos de la película: Parry tenía un acuerdo con los estudios por el cual se comprometía a no divulgar este secreto.

SEGUIR
 

libros de cine en todos los idiomas