www.cinemaniacos.net

 

Por qué "La Comunidad del Anillo" no es una gran película

por A. Oliva
(2/5)

La banda sonora tiene una muy adecuada mezcla de líricas y bucólicas partes instrumentales con enérgicos coros. Pero la excesiva duración de la cinta hace que acabe siendo un poco repetitiva. Sin embargo es, junto con el vestuario, maquillaje y decorados, de lo mejor del film.

La dirección es bastante buena: Los combates tienen ritmo, los efectos especiales invisibles son eso, invisibles; la integración con la infografía es casi perfecta. Falla en la dirección de actores y en la estética de algunos combates (Saruman y Gandalf o Sauron en la Última Alianza). También algunos de los extras están bastante por debajo del nivel exigido; pero dada la enorme cantidad de personal utilizado, resulta perfectamente comprensible.

Pero es el guión el punto más débil con diferencia. Peter Jackson quería hacer una película fiel al libro y al mismo tiempo comercial. El resultado es que, sin haber fallado espectacularmente en ninguno de los dos campos, tampoco ha conseguido convencer en ninguno de los dos.

Lo primero que hay que destacar es la duración de la cinta. Es demasiado larga. No se puede mantener la atención del espectador durante tres horas, y mucho menos cuando los temas centrales cambian tres veces durante la película.

Tenemos varias referencias a la segunda edad (la secuencia introductoria y varios flash backs) que son cuando menos reducibles, por no decir suprimibles. No sólo no aportan nada a la película, sino que van en contra de algunos personajes.
El espectador sabe cosas que los personajes no pueden saber, y eso les hace parecer estúpidos, lo cual es especialmente grave en el caso de Gandalf.

No existe un protagonista claro con el que el espectador pueda identificarse, ni tampoco un antagonista. Obviamente, el protagonista es el anillo y al mismo tiempo es el antagonista; pero el espectador necesita identificarse con un personaje y "enemistarse" con otro.
Al principio (tras la secuencia introductoria) parece que el personaje vaya a ser Bilbo, pero Bilbo se marcha y entonces creemos que pueda ser Frodo el protagonista; pero es entonces cuando Gandalf reclama su protagonismo, al tiempo que se nos muestra (ya muy avanzada la película) a Saruman como el antagonista, desplazando un poco a los Jinetes Negros.
En esas estamos cuando entra en escena Trancos, o Aragorn, y con él aparecerá Arwen, un personaje completamente prescindible que no aporta nada al film, y quien sin embargo protagoniza una de las secuencias de acción más importantes de la película.
Los Nazgûl son derrotados y aparecen varios nuevos posibles protagonistas: Elrond, Legolas, Gimli, Boromir.
Con los nazgûl fuera de combate y con Gandalf asumiendo el liderazgo del grupo parece que por fin tenemos un protagonista claro (Gandalf) y un antagonista claro (Saruman). Sin embargo, en Moria aparecen tres enemigos que dejan en un segundo plano a Saruman (el guardián del agua, el troll y el balrog) y Gandalf desaparece.
Nuevo cambió de protagonista, que pasa a ser Aragorn, y para él aparece un rival a su altura: el Uruk-Hai creado por Saruman.

SIGUE
 

libros de cine en todos los idiomas