www.cinemaniacos.net


UN ESPECIAL DE CINEMANIACOS.NET
 

ALGO DE HISTORIA SOBRE "STAR WARS"
(1/2)

 
UN REPASO HISTÓRICO EN UNA GALAXIA MUY, MUY LEJANA

Antes del estreno de los episodios I, II y III, los seguidores de este universo cinematográfico tenían ganas de conocer cómo y de dónde surgen esos personajes que vemos en la mítica saga de Star Wars. ¿Cuál sería el argumento de la precuela de la Guerra de las Galaxias, las Guerras Clónicas, que el amigo Lucas estaba preparando activamente? Poco se sabía. El secreto era absoluto. Algunas de las cosas que pasarían tendrían necesariamente que seguir una historia preconcebida. Así, estaba claro que Anakin Skywalker tendría que convertirse en Darth Vader, que la República caería y que el Imperio, se lo monte como se lo quiera montar Lucas, tendría que ser el vencedor al final de la trilogía. No se contemplaba marcha atrás en temas como estos. Pero antes de ponerse manos a la obra en los guiones de las Guerras Clónicas, ya existía material que trataba esto. Material utilizado en libros, comics, juegos, todo con el visto bueno de Lucas y con el que el mismo se debió de apoyar para hacer la anterior trilogía. También algunos detalles se cambiarían cuando llegue el momento, pero la historia, a grandes rasgos, tenía que ser muy parecida.
Esto que viene ahora es una selección de este material, aparecido durante los años anteriores al estreno de los episodios I, II y III, y que hablaba de la época anterior al Imperio, de la época de la Antigua República:
'La nueva trilogía que se prepara será la historia de Ben Kenobi y Anakin Skywalker. Al igual que la anterior trilogía es la historia de Vader y su hijo Luke. El momento en que Anakin se convierta en Vader y aparezca como tal por primera vez, será el momento más estremecedor y culminante de la nueva trilogía. Impactará a los espectadores'.- Lawrence Kasdan. Guionista de 'El Imperio Contraataca' y 'El Retorno del Jedi' y productor ejecutivo de la trilogía.

LA DECADENCIA DE LA VIEJA REPÚBLICA

La galaxia fue una vez una gran República de estrellas. Los miles y miles de planetas miembros estaban gobernados con justicia y eficacia por el Senado, y los Caballeros Jedi cuidaban de ellos y los protegían. Inevitablemente, al incrementarse el número de mundos, la República se vio lastrada por una burocracia demasiado grande. Había crecido demasiado, era demasiado vieja y la corrupción había plantado sus semillas.
Unos pocos senadores avariciosos y sin escrúpulos iniciaron la destructiva reacción en cadena del malestar. Vieron los primeros problemas de lentitud como grietas en el sistema de gobierno que podían explotar para sus ganancias personales. Estos seres descubrieron que sus colegas estaban demasiado ocupados en el funcionamiento diario de la República para darse cuenta de sus actividades.
La corrupción empezó siendo demasiado insignificante para ser notada. Pero en cuanto aumentaron las oportunidades, también aumento el número de senadores seducidos por el reclamo del poder y las riquezas ilegítimas. Estos senadores descubrieron una fácil alianza con los intereses de algunas de las grandes corporaciones que constantemente trataban de encontrar maneras más fáciles de conseguir beneficios. Unos pocos burócratas arrogantes y egoístas se dejaron seducir, y rápidamente el virus se extendió por las estrellas. Cada momento de inestabilidad, cada incertidumbre en las acciones del gobierno, cada fallo en la política y el proceder de los senadores se convertían en medios para conseguir mayores oportunidades. Los senadores se enfrentaron unos con otros, los valores se erosionaron, se perdió la confianza y el miedo atenazó a la República. Lo que una vez se pensó que sería inmortal vio de repente la cercanía de su propia destrucción, y la Vieja República tuvo miedo. La corrupción y le miedo se extendieron como una enfermedad mutante, llegando rápidamente a proporciones epidémicas sin ninguna causa visible. Los problemas de la Vieja República se multiplicaron y nadie sabía que era lo que estaba pasando, o por que.
Finalmente el Senado no pudo seguir negándose a ver el hecho de que la Vieja República estaba siendo devorada desde el interior por aquellos a los que se había confiado su cuidado. Durante ese tiempo, los negocios legítimos de la República fueron dejados de lado. Pequeños asuntos que anteriormente eran de rutina se convirtieron en dificultades insalvables. El gobierno se convirtió en algo remoto e inalcanzable, la mayor parte del tiempo en una carga para las decenas de miles de razas gobernantes. La República se estaba desintegrando y parecía que nadie podía mantenerla unida.

SIGUE
 
 

libros de cine en todos los idiomas